lunes, 19 de septiembre de 2011

Ésa es la cagada de estar enamorada. Que hay como una cordura, un sentimiento confortante cuando está el ser amado cerca. Pero en cuanto se aleja un poquitito salta la psiquis a castigar... y ¿En qué estoy pensando ahora? ¿Por qué? No tiene nada que ver con él pero el solo hecho de no estar con él hace que pierda el rumbo y empiece a entretenerme con cualquier estupidez con tal de hacer algo. No es que no tenga nada que hacer, pero es que no quiero hacer nada si no implica estar con él. Y bueh, deslices, deslices, deslices. Son las 5:30 por amor de dios... tengo sueño... ¡Por qué estoy acá! Odio este comportamiento errático.
 
template by suckmylolly.com